El TIPS, un sistema de pagos con transferencias inmediatas que funcionará a partir del día 21 de noviembre

La entrada en vigor de la zona única de pagos en euros, SEPA por sus siglas en inglés (Single European Payments Area), supuso hace unos años un gran avance para la realización de transferencias electrónicas internacionales, con el establecimiento de igualdad de condiciones para todos los países de la UE y simplificación de trámites y plazos.

Ahora, el Banco Central Europeo pretende dar un paso más con un servicio paneuropeo de liquidación de pagos instantáneo, que denomina TIPS (Target Instant Payment Settlement).

Sus ventajas parecen muy claras, tanto para los ciudadanos a nivel particular como para la economía en general. Para los usuarios del sistema, se eliminan los condicionantes de horarios y se permite realizar una operación desde cualquier lugar y por cualquier canal disponible. La agilidad en la transferencia de fondos, con más velocidad en la circulación del dinero, ayudará a mejorar la liquidez a disposición de los agentes económicos y, en definitiva, a una mayor eficacia en la gestión del capital circulante.

El día 21 de noviembre comenzó a activarse estas transferencias inmediatas, que pretenden que el dinero esté en la cuenta a la que se le ha remitido en solo 10 segundos, frente las 24 horas de media que tarda en la actualidad esta operación, aunque en algunas ocasiones puede llegar a demorarse incluso cuatro días.

El éxito de esta autopista de pago dependerá del número de proveedores de plataformas que se adhieran a ella. Desde el Consejo Europeo de Pagos (EPC), foro de discusión de las diversas herramientas de pagos existentes con las que se realizan operaciones superiores a los 39.000 millones solo en Europa, se insta a todas las entidades financieras a que participen, al menos, como receptores. De momento, prácticamente todas las entidades financieras españolas se han adherido a esta iniciativa (unos 150 bancos, en los que se incluyen las cooperativas de crédito).

En Europa serán en total 585 entidades financieras correspondientes a ocho países: España, Alemania, Italia, Austria, Estonia, Letonia, Holanda, Finlandia y Lituania. Aunque en algún país la incorporación será escalonada.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiència como usuario mientras navegas por nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información política de cookies aquí.