Compatibilidad entre pensión de jubilación y el trabajo como autónomo. Cuantía de la prestación.

Las legislaciones nacionales europeas vienen posibilitando a las personas perceptoras de pensión de jubilación la continuación de una actividad profesional, especialmente a tiempo parcial, así como también la posibilidad de constituirse en trabajadores por cuenta propia.

En igual sentido, la Comisión de Seguimiento del Pacto de Toledo recomienda que «hay que introducir esquemas de mayor permeabilidad y convivencia entre la vida activa y pasiva, que permitan e incrementen la coexistencia de salario y pensión» y que «resulta adecuada en la misma línea que otros países de nuestro ámbito, una mayor compatibilidad entre percepción de la pensión y percepción del salario por actividad laboral”.

En una reciente sentencia del TSJ de Galicia se declara la compatibilidad entre la pensión de jubilación con el trabajo que viene realizando el beneficiario como autónomo, porque la exigencia de tener contratado al menos un trabajador por cuenta ajena queda cumplida si la contratación del trabajador se ha realizado por la sociedad para la cual el autónomo desarrolla un trabajo.

La contratación a través de la sociedad de la cual tiene su control efectivo el autónomo, siempre que se mantenga el nivel de empleo, no solo es acorde con el tenor de la norma, sino también es la que mejor se ajusta a la finalidad de la política de envejecimiento activo respetando, a la vez, la finalidad de mantenimiento del nivel de empleo en la empresa.

La controversia derivaba de la cuantía de la pensión

La normativa establece que la cuantía de la pensión de jubilación compatible con el trabajo será equivalente al 50% del importe resultante en el reconocimiento inicial, una vez aplicado, si procede, el límite máximo de pensión pública, o del que se esté percibiendo, en el momento de inicio de la compatibilidad con el trabajo, excluido, en todo caso, el complemento por mínimos, cualquiera que sea la jornada laboral o la actividad que realice el pensionista. No obstante, si la actividad se realiza por cuenta propia y se acredita tener contratado, al menos, un trabajador por cuenta ajena, la cuantía de la pensión compatible con el trabajo alcanzará el 100 %.

Pues bien, tal y como se ha indicado anteriormente, la sentencia declara cumplido este precepto si la contratación la realiza la sociedad de la que el autónomo tiene el control efectivo y para la que trabaja, estando encuadrado a efectos de la Seguridad social como autónomo societario.

Entenderlo de otro modo, declara el tribunal, quiebra el principio de discriminación por razón de edad y de la instauración de medidas de flexibilidad y gradualidad en la jubilación y de envejecimiento activo.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

@ Faura-Casas

Aquest lloc web utilitza cookies pròpies i de tercers per obtenir informació dels seus hàbits de cerca i intentar millorar la qualitat dels nostres serveis i de la navegació pel nostre lloc web. Si està d’acord fes click a ACCEPTAR o segueixi navegant. Més informació. aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies