Medidas tributarias incluidas en el Real Decreto-ley 23/2020

El Boletín Oficial del Estado del pasado 24 de junio publicaba el Real Decreto-ley 23/2020, de 23 de junio, por el que se aprueban medidas en materia de energía y en otros ámbitos para la reactivación económica: medidas tributarias.

Con el objetivo de fomentar las inversiones en innovación en procesos en la cadena de valor de la industria de la automoción, tan afectada por la crisis social y económica derivada de la COVID-19, el Real Decreto-ley incluye medidas de impulso de la actividad económica y el empleo en este sector que afectan al Impuesto sobre Sociedades.

Las modificaciones introducidas por este Real Decreto-ley son:

  • Aumento del porcentaje de deducción por actividades de innovación tecnológica de procesos de producción en la cadena de valor de la industria de la automoción.

Para los períodos impositivos que se inicien dentro de los años 2020 y 2021, el porcentaje de la deducción en innovación tecnológica en procesos de producción en el Impuesto de Sociedades, incrementándose al 12% actual hasta el 25%.

Para la aplicación de dicha deducción, será necesario que la entidad haya obtenido un informe motivado sobre la calificación de la actividad como innovación tecnológica y que el resultado sea un avance tecnológico en la obtención de nuevos procesos de producción en la cadena de valor de la industria de la automoción o mejoras sustanciales de los ya existentes.

  • Libertad de amortización en inversiones realizadas en la cadena de valor de movilidad eléctrica, sostenible o conectada.

Se posibilita la libertad de amortización en inversiones realizadas en la cadena de valor de movilidad eléctrica, sostenible o conectada. En particular, y con efectos para las inversiones realizadas durante el año 2020 en las inversiones en elementos nuevos del inmovilizado material que impliquen:

o La sensorización y monitorización de la cadena productiva.

o La implantación de sistemas de fabricación basados ​​en plataformas modulares o que reduzcan el impacto ambiental, afectos al sector industrial de automoción, puestos a disposición del contribuyente en el año 2020.

Para poder aplicar esta libertad de amortización, es necesario que se cumplan una serie de requisitos:

o Mantenimiento de la plantilla media total de la entidad respecto de la plantilla media del año 2019 durante los 24 meses siguientes a la fecha de inicio del período impositivo en que los elementos adquiridos entren en funcionamiento.

o La cuantía máxima de la inversión que podrá beneficiarse de este régimen será de 500.000 euros.

o La libertad de amortización es aplicable desde la entrada en funcionamiento de los elementos que puedan acogerse a ella, que debe producirse antes de que finalice el año 2021.

o Aportación de informe motivado emitido por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para calificar la inversión de contribuyente como apta.

o Como excepción, no se permite la aplicación de este régimen a las inversiones en inmuebles.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

@ Faura-Casas

Aquest lloc web utilitza cookies pròpies i de tercers per obtenir informació dels seus hàbits de cerca i intentar millorar la qualitat dels nostres serveis i de la navegació pel nostre lloc web. Si està d’acord fes click a ACCEPTAR o segueixi navegant. Més informació. aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies